Guía de Consejos para Proteger tu Hogar de la Gripe, Coronavirus y Otras Enfermedades.

Written By: SafeHome.org Team | Published: April 24, 2020

Incluye cómo desinfectar objetos frecuentemente tocados y limpiezas profundas

Actualizado, Abril 2020

See our English guide on Home-Proofing for Coronavirus and Flu

Esta guía explica por qué tu hogar es un frente importante en la batalla contra gérmenes y virus, y te explica las mejores prácticas para la limpieza de objetos cotidianos, mantener la casa segura y qué hacer antes, después y durante la visita de familiares e invitados.

Aún siendo una persona organizada y saludable, puede ser difícil proteger tu hogar contra el virus. Estas pueden ser algunas de las causas:

  • Las personas están demasiado familiarizadas con sus hogares y pierden fácilmente puntos peligrosos.
  • Las casas tienen muchas superficies potencialmente riesgosas, como esponjas de cocina, escritorios, paños de cocina, suelos, dispensadores de jabón e inodoros.
  • Los invitados pueden introducir gérmenes y virus en el hogar después de haber limpiado.
  • Nadie quiere limpiar constantemente.
  • Puedes estar cuidando a una persona enferma en tu hogar.
  • Mantener una casa limpia requiere lavarse las manos con frecuencia. Incluso los adultos tienen dificultades para encontrar la energía para lavarse las manos cada 30 minutos.

Tu Casa es un Refugio y una Línea de Defensa

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades explican que una epidemia ocurre cuando una comunidad sufre un brote de enfermedad generalizado y repentino1. Las epidemias de gripe ocurren casi todos los años en muchas comunidades. Pueden durar varias semanas o meses. Durante este periodo, tienes un mayor riesgo de contagiarte con la gripe. Las vacunas reducen el peligro pero no son 100% efectivas. Además, no todos pueden vacunarse.

La definición de una pandemia es cuando una enfermedad prevalece en todo un país o el mundo. COVID-19 es uno de esos ejemplos.2 Sin embargo, algo mucho más pequeño que una epidemia o una pandemia podría entrar en tu hogar y crear caos. Por ejemplo, los norovirus se propagan fácilmente a través de alimentos, agua y superficies contaminadas. La Asociación Americana del Pulmón señala que incluso el resfriado común puede ser preocupante, especialmente si alguien en el hogar tiene una afección como asma, bronquitis crónica o enfisema.3 Para proteger tu hogar, sigue estos pasos:

  • Lávate las manos con frecuencia y a fondo durante al menos 20 segundos.
    Los expertos en todos los ámbitos coinciden en que lavarse las manos es la mejor manera para mantenerse sano. Utiliza toallas de papel o el codo para cerrar el grifo después de lavarte las manos.
  • Mantén reservas de alimentos no perecederos, medicamentos, jabón, desinfectantes y otros suministros para que te puedan durar un período de dos semanas a un mes.
    Aun no necesitando estos artículos durante una enfermedad, también puedes sufrir cortes de electricidad, tormentas de nieve u otras situaciones para aprovechar el uso.
  • Tose o estornuda en un pañuelo de papel o en el interior de tu codo. Cúbrete la boca y la nariz.
    Las gotas de virus pueden sobrevivir en el aire durante unas horas. En superficies y objetos, pueden permanecer viables hasta tres días.
  • Tira los pañuelos usados en una basura, preferiblemente sin tocar el basurero o la tapa.
    Lávate las manos de inmediato durante 20 segundos (sí, ¡lávate las manos otra vez!).
  • Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con frecuencia al menos una vez al día.
    Limpia y desinfecta. Presta atención a teléfonos celulares, controles remotos, interruptores de luz, pomos de puertas, encimeras, escritorios, teclados, inodoros, manijas, lavabos y grifos, entre otras cosas.
  • Utiliza guantes desechables para limpiar y desinfectar.
    Quítate los guantes apartándolos de tu cuerpo. Lávate las manos después de quitarte de los guantes (sí, ¡eso de nuevo!).
  • Lávate las manos al llegar a casa.
    Además, quítate los zapatos antes de entrar en casa. Utiliza bolsos y mochilas que no sean de tela (vinilo o plástico). Desinféctalos después de llegar a casa.
  • Pide a los invitados que se laven las manos o que usen gel desinfectante.
    Cuelga toallas de papel en los baños en lugar de toallas de tela. Mantén visitas a una única sala de tu hogar, si es posible. Sirve comida directamente en platos individuales.
  • Si el edificio de tu apartamento está mal ventilado o usa aire reciclado, busca otro lugar donde quedarte durante este tiempo.
    La mala ventilación puede propagar virus y gérmenes, causando que muchos residentes de un edificio se enfermen.
  • Mantén separadas a las personas sanas de las personas enfermas.
    Las personas enfermas en el hogar deben tener sus propias toallas, ropa de cama, utensilios, lector electrónico, teléfono celular y similares. Si la logística lo permite, deben usar dormitorios y baños separados.
  • Realiza una limpieza profunda después una vez que el enfermo se recupere.
    Entre otras cosas, lava la ropa de cama, el pijama, toallas y otros artículos que se lavan que usaba la persona enferma.

Los artículos como Clear Gear Sports Spray o desinfectantes domésticos pueden ser demasiado caros o pueden estar agotados. En estos casos, usa alcohol isopropílico al 70% o bien diluye 4 cucharaditas de lejia en un litro de agua. Enjuaga los artículos después de desinfectarlos para que no se decoloren o dañen.

¿Por qué estas medidas?

Los gérmenes y los virus no están vivos per se, pero pueden permanecer viables por un tiempo.

A menudo, los síntomas de estas enfermedades no aparecen de inmediato, o al principio son bastante leves. Podrías contagiarte sin saberlo. Una sola tos, estornudo o conversación podría transmitir gotitas de virus en todo el hogar.

La gripe estacional y el COVID-19 se pueden transmitir a personas a una distancia de hasta 6 pies (1,82 metros) a través de gotas de estornudos, tos o al hablar. Estas gotitas aterrizan en la boca o la nariz de los demás o se inhalan por los pulmones. La gripe y posiblemente COVID-19 también se propagan cuando las personas tocan un objeto / superficie con el virus y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Sin embargo, este método de transmisión es menos frecuente que la transmisión por el aire.

Los norovirus son un poco diferentes porque estos virus se propagan a través del agua, los alimentos y las superficies contaminados con heces o vómitos (incluidos los utensilios). Los vómitos y la diarrea son síntomas importantes de los norovirus en lugar de, por ejemplo, tos y dolor de garganta.

Edificios de apartamentos y "Síndrome del edificio enfermo"

Los edificios de apartamentos generalmente tienen áreas comunes como vestíbulos y ascensores. Incluso si los trabajadores desinfectan estas áreas con frecuencia, use desinfectante después de tocar las manijas de las puertas, los botones del ascensor y demás. Lávate las manos después de entrar a su apartamento. Durante epidemias y pandemias, los propietarios de edificios y propietarios de apartamentos pueden necesitar:

  • Agregar más estaciones desinfectantes
  • Intensificar la desinfección de los objetos que se tocan con frecuencia.
  • Limitar los eventos y reuniones de los apartamentos.
  • Animar a los residentes a mantenerse a 6 pies uno del otro
  • Limitar el acceso de visitantes
  • Cerrar gimnasios, piscinas u otras áreas comunes.
  • Restringir el acceso de los residentes al edificio en su conjunto.

El síndrome del "edificio enfermo" es real. Durante las crisis que involucran la transmisión de gérmenes y virus en el aire, se debe evitar los edificios de apartamentos mal ventilados o los edificios que usan aire reciclado, incluso si son tuyos.4 Los edificios antiguos pueden utilizar sistemas de climatización anticuados y pueden ser peligrosos. Pregúntale al arrendador cuándo se actualizó el sistema por última vez y qué tan seguro es.

Ciertos artículos para tener a mano

No importa la época del año, siempre es bueno tener papel higiénico, pañuelos, jabón y alimentos no perecederos a la mano. Por supuesto, es posible que necesites más durante la temporada de gripe y los brotes de virus. Apunta tener suficiente de estos artículos para durarte dos semanas a un mes:

  • Alimentos no perecederos
  • Medicamentos recetados
  • Medicamentos de venta libre, que incluyen analgésicos para la fiebre y el dolor, y medicamentos para la tos y el resfriado.
  • Medicamentos antidiarreicos.
  • Suministros médicos, como equipos de control de azúcar en la sangre.
  • Jabón
  • Desinfectante de manos (al menos 60% de alcohol)
  • Termómetro
  • Fluidos con electrolitos.
  • Pañuelos de papel
  • Papel higiénico
  • Tampones y toallas sanitarias.
  • Pañales desechables
  • Bolsas de basura
  • Toallas de papel
  • Detergente de lavandería
  • Jabón para platos
  • Limpiadores y desinfectantes domésticos.
  • Guantes desechables
  • Alimentos para mascotas

Compra estos tipos de alimentos no perecederos:

  • Enlatados (sopa, carnes, frutas, verduras, frijoles, comida para bebés) • Congelados (jugos, carne, frutas, verduras, legumbres)
  • Agua embotellada, café, té, leche, fórmula para bebés.
  • Galletas
  • Barritas de frutas y barritas de proteínas.
  • Cereal seco, granola, avena
  • Pasta, pan, arroz.
  • Caldo de pollo
  • Harina, azúcar, aceite de cocina.
  • Alimentos para mascotas

Si aún no lo ha hecho, busca medicamentos de pedido por correo y entrega de comestibles. Son útiles cuando no puedes salir de casa.

Lavarse las manos en casa

Lavarse las manos es la mejor manera de prevenir la propagación de muchas enfermedades. También es notoriamente difícil pero no tiene que serlo. (El desinfectante es una opción más débil. Úsalo solo si no tienes acceso a agua y jabón).

Cuando lavarse las manos

  • Antes, durante y después de la preparación de alimentos.
  • Antes de comer
  • Antes de insertar o quitar lentes de contacto
  • Antes y después de cuidar a alguien enfermo.
  • Antes y después de tratar un corte o herida.
  • Después de llegar a casa.
  • Después de tocar a alguien que tiene un resfriado u otra enfermedad
  • Después de usar el baño
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que ha usado el baño
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
  • Después de tocar un animal, alimento para animales o desechos de animales
  • Después de manipular alimentos para mascotas o golosinas para mascotas
  • Después de tocar la basura

Tipos de jabón para usar

Si es posible, usa jabón en barra, líquido o gel en lugar de jabón en espuma.5 La espuma se lava más rápidamente y puede no durar el mínimo de 20 segundos para un lavado de manos.

Los jabones en barra a veces se ven viscosos o gruesos, y las bacterias permanecen en el jabón húmedo. Sin embargo, las bacterias no parecen adherirse al siguiente usuario. Para aliviar tu mente, enjuaga las pastillas de jabón antes de enjabonarte las manos. Después de lavarte las manos, guarda las pastillas de jabón en un buen lugar para secarlas.

No te preocupes por el usare jabones antibacterianos.6 Sus beneficios no están comprobados. El jabón normal funciona bien.

Cómo lavarse las manos

  • Mójate bien las manos con agua limpia (tibia o fría).
  • Aplica jabón y frota generosamente.
  • Frote todas las superficies durante al menos 20 segundos. Incluye muñecas, dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  • Use un temporizador o canta canciones como Cumpleaños Feliz (dos veces).
  • Enjuaga tus manos con agua.
  • Sécate las manos al aire o usa una toalla limpia (tela o papel).
  • Cierre el grifo con la toalla (o el codo).
  • Mantén las uñas cortas. El esmalte astillado, las uñas más largas o las uñas artificiales significan más bacterias.

Si utilizas anillos, está bien mantenerlos cuando te lavas las manos. Sin embargo, la piel alrededor de los anillos puede irritarse con el lavado frecuente de manos. Por lo tanto, si te quitas los anillos, desinféctalos antes de lavarte las manos. De lo contrario, te pones joyas potencialmente contaminadas en tus manos.

Niños y lavado de manos

Los niños necesitan tiempo para desarrollar habilidades para lavarse las manos (muchos adultos también lo necesitan). Sin embargo, no hay necesidad de asustar a los pequeños. Di algo como: "Para protegerte contra los insectos desagradables, todos debemos lavarnos las manos para que no nos enfermemos".

  • Di / recuerda a tus hijos que se laven las manos. No confíes en ellos para acordarse. Enfatiza el lavado de manos después de usar el baño, jugar afuera, tocar mascotas y toser, estornudar o sonarse la nariz. También enfatízalo antes de que coman.
  • Inventar canciones y juegos para lavarse las manos.
  • Canta clásicos como Mary Had a Little Lamb y Row, Row, Row Your Boat.
  • Coloca un temporizador en el baño.
  • Coloca recordatorios brillantes y amistosos en los baños y cerca de los fregaderos de la cocina.
  • Coloca gráficos de tutoriales para lavarse las manos en baños y cerca de lavabos.
  • Lávate las manos con frecuencia para predicar con el ejemplo.

Evita las toallitas húmedas para bebés como un sustituto para lavarte las manos. No eliminan gérmenes y virus. El desinfectante está bien si no hay agua y jabón disponibles.

Alcohol en gel (gel desinfectante)

El desinfectante de manos es aceptable cuando no hay agua y jabón disponibles. Su desinfectante debe tener al menos un 60% de alcohol (mira la etiqueta del producto en la parte delantera o trasera). Mantén los desinfectantes fuera del alcance de los niños y las mascotas.

  • Lee la etiqueta del producto para conocer la cantidad adecuada de desinfectante para usar.
  • Aplica desinfectante en la palma de una mano.
  • Frote las manos juntas durante 20 segundos hasta que las manos y los dedos estén secos.
  • Asegúrate de aplicar desinfectante en todas las superficies de manos y dedos.

Tos y estornudos en el hogar

Cúbrete la boca y la nariz al toser o estornudar, incluso cuando estés en casa. Protege a otros residentes para que aterricen menos gotas en su sistema respiratorio y en superficies varias.

  • Lleva pañuelos para usar por defecto.
  • Estornuda y tose hacia el interior de tu codo.
  • Cúbrete la boca y la nariz.
  • Tira los pañuelos desechables en una basura con bolsa (si es posible, usa cubos de basura sin contacto, accionados con el pie o con sensor de movimiento).
  • Lávate las manos inmediatamente durante 20 segundos.
  • Opta por un desinfectante para manos con al menos 60% de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.

Objetos y superficies frecuentemente tocados

Recuerda estos objetos y superficies cuando realices tu limpieza y desinfección diaria. Si es posible, desinfecta más de una vez al día:

  • Celulares / teléfonos móviles
  • Controles remotos
  • Teclados y ratones
  • Varillas (o patas) de gafas
  • Los juguetes favoritos de los niños
  • Encimeras
  • Esponjas de cocina
  • Paños de cocina
  • Escritorios
  • Suelos
  • Fregaderos y grifos
  • Inodoros y manijas de baño.
  • Interruptores de luz
  • Pomos de las puertas y manijas de las puertas.

La mayoría de estos objetos se pueden desinfectar con desinfectantes registrados por la EPA.7 Dos marcas comunes son Clorox y Lysol. Verifica la etiqueta de un producto para asegurarte de que funciona para cualquier virus o enfermedad que esté atacando.

Para teléfonos celulares, tabletas y otros dispositivos móviles, Apple recomienda una “toallita con alcohol isopropílico al 70 por ciento o toallitas desinfectantes Clorox”. 8 De lo contrario, puedes usar una solución de 60% de agua y 40% de alcohol para frotar. Humedece ligeramente un algodón o la esquina de un paño de microfibra con la solución y limpia tu dispositivo.

Para desinfectar los teclados, desconéctalos o apágalos. Si el teclado es parte de una computadora portátil, apágalo y desconecta el cable de carga. Si es posible, retira la batería. Mantén el teclado al revés y sacúdelo para soltar algunos restos. Sopla aire comprimido alrededor del teclado o prueba con cinta adhesiva transparente. A continuación, toma una toallita desinfectante. Exprímelo sobre el fregadero o la papelera en caso de que tenga demasiado líquido. Usa suavemente la toallita para desinfectar las teclas y el reposamanos. No uses toallitas que tengan blanqueador (pueden dañar la superficie del teclado).

Apaga o desconecta el ratón de tu computadora y retira las baterías. Usa toallitas desinfectantes, exprimiéndolas primero para eliminar el exceso de humedad. Para un ratón con panel táctil en una computadora portátil, apaga la computadora portátil y usa la toallita para desinfectar la almohadilla. Deja secar el teclado y el ratón durante al menos un minuto antes de volver a usarlos.

Ahora en algo decididamente de baja tecnología: desecha las esponjas de cocina después de un solo uso. Zapping en el microondas no es suficiente. Los gérmenes o virus más débiles pueden morir, pero los más fuertes sobreviven. Sin embargo, si no puedes tirar esponjas después de cada uso, eso es comprensible. Mójalos y caliéntalos en el microondas durante dos minutos. Tíralos cada dos semanas.

Opciones de desinfectante

  • Desinfectantes domésticos aprobados por la EPA: Sigue las instrucciones del fabricante en cuanto a concentración, método de aplicación y tiempo de contacto.
  • Desinfectante casero (solución de lejía): mezcla 5 cucharadas de lejía (1/3 de taza) por galón de agua, o mezcla 4 cucharaditas de lejía por litro de agua.
  • Desinfectantes alcohólicos: utiliza soluciones que contengan al menos un 70% de alcohol.

  • Verifica que la lejía no haya caducado. La lejía caducada es menos efectiva.
  • No mezcles lejía con amoníaco u otros limpiadores.Usa guantes desechables mientras desinfectas.
  • Lávate bien las manos después de tirar los guantes.

Enfermos en casa

Es común que una o dos personas en un hogar contraigan una enfermedad. En lugar de resignarse y enfermarte también, sigue estos pasos.

Aislar

  • Separa los residentes enfermos y sanos.9 Si es posible, ambos conjuntos deben tener sus propias habitaciones y baños. Definitivamente no deben compartir mascotas, toallas de mano, toallas de baño, ropa de cama, libros, utensilios, platos ni nada. Cada uno debe guardar sus cepillos de dientes fuera de los baños compartidos.
  • Usa toallas de papel en lugar de toallas de tela en cocinas y baños.
  • Asigna solo una persona para cuidar a la persona enferma (o personas enfermas).
  • Mantén al menos a 6 pies de distancia de personas enfermas.

Proteger

  • Usa máscaras y guantes desechables durante el cuidando. Haz que la persona enferma también use máscaras (a menos que las máscaras causen problemas respiratorios u otros problemas).
  • Lávate las manos con frecuencia, especialmente después de tocar los dispositivos, la ropa y los platos de una persona enferma.
  • Evita tocarte la cara.
  • Desinfecta las superficies que se tocan con frecuencia al menos una vez al día. Si compartes baños y dormitorios, pon especial énfasis en los interruptores de luz, las perillas de las puertas, las tapas de los inodoros, los asientos y las manijas, y el suelo cerca del inodoro (particularmente para virus estomacales / norovirus).

No tienes que lavar los platos o la ropa para una persona enferma por separado. Sin embargo, no sostengas la ropa de la persona cerca de su cuerpo. Lávate las manos inmediatamente después de tocar la ropa sucia.

Después de la recuperación

¿Cómo saber cuándo está bien que una persona enferma, ya recuperada, vuelva al ritmo de la vida en el hogar? Depende de la enfermedad específica. En general, espera hasta que la persona haya estado sin fiebre y sin síntomas sin la ayuda de medicamentos durante 24 horas. Para enfermedades como COVID-19, aún no está claro cuánto tiempo se debe esperar. Para los norovirus, recuerda que las personas pueden permanecer contagiosas incluso dos semanas después de haberse recuperado.

  • Practica el lavado de manos diligentemente.
  • Limpia y desinfecta las superficies del dormitorio que se tocan frecuentemente, como manijas de puertas, interruptores de luz y mesitas de noche. Usa guantes desechables.
  • Pasealos platos y utensilios de la persona anteriormente enferma a través del lavaplatos antes de volver a agregarlos al uso general doméstico.
  • Lava las alfombras y toallas de baño a la temperatura máxima permitida del agua. Sécalos completamente.
  • Limpia y desinfecta los interruptores de luz, las perillas de las puertas, las tapas de los inodoros, los asientos y las manijas, y el suelo cerca del inodoro (particularmente para virus estomacales).
  • Tira los cepillos de dientes y desinfecta los soportes.
  • Lava la ropa de cama, el pijama y cualquier otro tejido que usaba o estaba en contacto persona enferma.
  • Desinfecta libros, artículos de mesita de noche, controles remotos de TV y otros artículos que usaba la persona enferma.

Huéspedes en el hogar

Tal vez tus vecinos se hayan acercado para una visita rápida, o invitas a toda la familia durante cinco días durante las vacaciones de invierno. De cualquier manera, los invitados aumentan el riesgo de que alguien se ponga enfermo.

  • Usa toallas de papel en lugar de toallas de tela.
  • Ten a mano pañuelos de papel, pastillas para la tos y botellas de desinfectante.
  • Abastécete de jabón y coloca carteles de lavado de manos.
  • Evita tocarte la boca, la nariz y los ojos.
  • Evita vasos, cuencos comunes, palomitas de maíz, bolsas de papas fritas y otros alimentos o utensilios compartidos.
  • Enjuaga frutas como plátanos, naranjas y manzanas antes de comerlas.
  • Realiza golpes de codo en lugar de abrazos y apretones de manos.
  • Desinfecta las áreas comunes y las áreas tocadas con frecuencia varias veces al día.
  • Abre las ventanas y ajusta el aire acondicionado según sea necesario.

No todos conocen los procedimientos adecuados para toser y estornudar. Si es necesario, recuerda a tus invitados que usen pañuelos desechables o la parte interior de su codo.

Si está enfermo (o crees que podrías estar enfermo), no tengas miedo de cancelar una reunión. Eso es especialmente cierto si la reunión pudiera exponer a los niños pequeños, ancianos o personas con problemas de salud crónicos a un virus. Si tiene norovirus, no prepares alimentos para otras personas cuando estés enfermo y durante dos días después de que desaparezcan tus síntomas.

Llegando a casa después de estar fuera

Todos han estado fuera. Fuiste a trabajar y luego te dirigiste al gimnasio. Tu pareja también trabajó y luego se fue de compras. Mientras tanto, tus hijos asistieron a la escuela y pasaron el rato en casa de un amigo. Ahora todos estáis en casa, y potencialmente repletos de gérmenes y virus. ¿Cómo te aseguras de que los virus y gérmenes no invadan su hogar?

  • Quítate los zapatos antes de entrar.
  • Lávate las manos inmediatamente después de llegar a casa y lávate las manos a menudo mientras está en casa.
  • Usa carteras y mochilas que no sean de tela y que sean fáciles de limpiar. Desinféctalos poco después de llegar a casa.
  • Desinfecta los puntos frecuentemente tocados.
  • ¡Recuerda los teléfonos celulares, tabletas y otros dispositivos móviles cuando desinfectes!
  • Abre las ventanas y ajusta el aire acondicionado según sea necesario.

Mantener su hogar seguro durante las estaciones de gripe y virus

Es un desafío mantener el hogar seguro ante enfermedades contagiosas y fáciles de contagiar. Lavarte las manos, sin dar importancia donde estás, es lo mejor que puedes hacer.

También es importante desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia, incluidos teléfonos celulares, manijas de inodoros, interruptores de luz, dispensadores de jabón y grifos de agua. Si alguien en tu hogar se enferma, no compartas nada. Las personas enfermas deberían usar su propio dormitorio y baño, a ser posible.

Ser proactivo recorre un largo camino. Abastécete de pañuelos de papel, toallas de papel y alimentos no perecederos para unas pocas semanas. Haz un plan en caso de que necesites medicamentos y alimentos entregados en su hogar.

Recursos adicionales

La gripe: cuidado de alguien enfermo en casa

Hábitos saludables para prevenir la gripe: vacunas y hábitos de salud

Niños y lavado de manos: una actividad familiar

Coronavirus: cómo limpiar fácilmente los objetos domésticos cotidianos

Por qué el jabón aniquila el coronavirus: un profesor de química explica

Prevención de norovirus: higiene de manos y preparación de alimentos

Resfriados comunes: la razón principal por la que las personas faltan a la escuela y al trabajo

References and Footnotes

1. Principles of Epidemiology. (2012, May 18). Retrieved March 16, 2020, from https://www.cdc.gov/csels/dsepd/ss1978/lesson1/section11.html

2. Chappell, B. (2020, March 11). Coronavirus: COVID-19 Is Now Officially A Pandemic, WHO Says. Retrieved March 16, 2020, from https://www.npr.org/sections/goatsandsoda/2020/03/11/814474930/coronavirus-covid-19-is-now-officially-a-pandemic-who-says

3. Facts About the Common Cold. (n.d.). Retrieved March 16, 2020, from https://www.lung.org/lung-health-and-diseases/lung-disease-lookup/influenza/facts-about-the-common-cold.html

4. Fundamentals of Indoor Air Quality in Buildings. (2018, August 1). Retrieved March 16, 2020, from https://www.epa.gov/indoor-air-quality-iaq/fundamentals-indoor-air-quality-buildings

5. The Power of Hand-Washing to Prevent Coronavirus. (2020, March 6). Retrieved March 16, 2020, from https://www.medscape.com/viewarticle/926373

6. Antibacterial Soap? You Can Skip It, Use Plain Soap and Water. Retrieved March 16, 2020, from https://www.fda.gov/consumers/consumer-updates/antibacterial-soap-you-can-skip-it-use-plain-soap-and-water

7. Disinfectants for Use Against SARS-CoV-2. (2020, March 13). Retrieved March 16, 2020, from https://www.epa.gov/pesticide-registration/list-n-disinfectants-use-against-sars-cov-2

8. How to Clean Your Apple products. (2020, March 12). Retrieved March 16, 2020, from https://support.apple.com/en-us/HT204172?mod=article_inline

9. Preventing 2019-nCoV from Spreading to Others. (2020, March 6). Retrieved March 16, 2020, from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/guidance-prevent-spread.html

Are you a journalist or researcher writing about this topic?

Are you a journalist or researcher writing about this topic? Contact us and we'll connect you with an expert who can provide insights and data to support your work.

Submit Question